Sobresaturación de laboratorios clínicos en Puerto Rico pone en riesgo el acceso a servicios de salud de calidad

(6-mayo-2024) La Asociación de Laboratorios Clínicos de Puerto Rico pide la aprobación del P. del S. 1102 para evitar que los laboratorios clínicos sufran el mismo colapso que están experimentando los hospitales en Puerto Rico.

La Asociación de Laboratorios Clínicos de Puerto Rico, organización sin fines de lucro que representa a unos 225 laboratorios clínicos, le pide a la legislatura que apruebe el Proyecto del Senado 1102 de forma urgente, el cual enmienda la Ley de Certificados de Necesidad y Conveniencia (CNCs) del 1975 para evitar que los laboratorios colapsen de la misma forma en que están colapsando los hospitales de Puerto Rico. 

La Ley Núm. 2 de 7 de noviembre de 1975, Ley de CNCs ha servido para mantener un balance entre la disponibilidad y accesibilidad a los servicios de salud al pueblo de Puerto Rico y mantener los costos más bajos posible. 

“Lamentablemente, desde la década de los 90’s, el propósito de esta ley fue socavado por los diferentes reglamentos emitidos por el Departamento de Salud, por razones puramente políticas; el más reciente el Reglamento 9084 del 19 de marzo 2019, el cual la Asociación intentó de impugnar sin éxito en los tribunales” indicó Debra Velázquez Webb, presidenta de la Asociación de Laboratorios Clínicos de Puerto Rico.

Este Reglamento fue establecido de forma irracional, sin estudios económicos ni estadísticos que lo sustenten, estableciendo parámetros puramente especulativos. Confiere una amplia potestad al Secretario Auxiliar (SARAFS) y al Secretario de Salud para otorgar nuevos Certificados de Necesidad y Conveniencia (CNCs) o negar reubicaciones de laboratorios existentes. Esta autoridad sin límites podría derivar en decisiones que contravengan el propósito original de la ley de regular equilibradamente la oferta de servicios de salud. Es imperativo que el proceso de aprobación de CNCs responda a criterios objetivos y transparentes basados en datos, evitando criterios sujetos a discreción que pudiesen generar conflictos de interés.

“Enmendar la Ley Núm. 2 de 1975, mediante el P. del S. 1102, le quitará al Departamento de Salud ese poder absoluto que se ha autoimpuesto y mal utilizado. A su vez, establecerá una política pública para atender el grave problema de la sobresaturación de laboratorios causada por sus propios reglamentos” dijo Velázquez.

En Puerto Rico existe más de un laboratorio clínico por cada 3,000 habitantes, mientras que en Estados Unidos hay uno por cada 18,000 habitantes. Estas alarmantes cifras evidencian la urgente necesidad de regular y reducir el número excesivo de laboratorios en la isla.

El costo de realizar las pruebas de laboratorio es inversamente proporcional al volumen de cada prueba que hace. Por lo tanto, el aumento de costos impacta y limita el acceso a servicios de calidad para nuestra gente.

Como consecuencia del aumento en los costos por prueba, muchas de ellas no están efectivamente disponibles para los pacientes, a pesar de que planes como Medicare, Medicare Advantage, el Plan de Salud del Gobierno (Vital) y los seguros privados alegan cubrirlas.

La realidad es que estos planes médicos frecuentemente no cubren el costo total de las pruebas de mayor costo. Esto representa una falta de transparencia, al venderse una supuesta cubierta de servicios que luego no se puede prestar de manera accesible.

Actualmente, hay cientos de pruebas que, si bien los planes médicos indican que están cubiertas, no están al alcance de los pacientes debido a los altos costos que exceden lo que pagan las aseguradoras. Una situación que ha persistido por décadas y requiere atención inmediata.

“Es apremiante contar con una política pública que obligue al Departamento de Salud a manejar esta crisis de forma organizada, en cumplimiento con el objetivo inicial de la ley. Esta política también debe respetar los derechos adquiridos de los laboratorios existentes” resaltó la presidenta.

La no aplicación adecuada de la Ley de Certificados de Necesidad y Conveniencia ha derivado en la sobresaturación de hospitales y otras facilidades de salud. Esta situación es otra de las causas principales del colapso de nuestro sistema sanitario.

Tenemos que reestructurar nuestro sistema de salud adaptándolo a las realidades actuales, y eso solo será posible mediante el fiel cumplimiento de la Ley de CNCs por parte del Departamento de Salud.

Check Also

Rinden reconocimiento a Héroes de la Salud en el Hospital Ryder

(14-mayo-2024) En la apertura de la Semana del Hospital, la Junta de Directores del Hospital …