OPS capacita a educadores y promotores de la salud sobre la importancia de la reducción del consumo de sal en PR

La reducción de la sal en la dieta es una de las medidas recomendadas en el Plan de Acción Mundial para la Prevención y Control de las Enfermedades No Transmisibles aprobado por la 66ª Asamblea Mundial de la Salud.

 

22 de diciembre de 2023 – La Oficina de Coordinación de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Puerto Rico realizó una capacitación de orientación y educación ante educadores de la salud, promotores de salud, nutricionistas, dietistas y otros profesionales para la reducción de sodio (sal) en la dieta.

En la actividad realizada en el Club Rotario en Río Piedras, se presentaron herramientas de mercadeo social para abordar la problemática a nivel local y además se presentó el paquete SHAKE: una guía técnica para reducir el consumo de sal. También se anunció la realización de un estudio para tener información sobre el perfil del consumidor local y servir como base para desarrollar una estrategia de mercadeo social para la reducción del consumo de sal.

“La hipertensión arterial es la causa de muerte de 9.4 millones de personas al año en el mundo. Urge que tomemos acción para encaminarnos a la reducción de consumo de sal, y mejorar la dieta en las familias puertorriqueñas. El estudio que comenzaremos en diciembre nos dará datos certeros para así poder trabajar campañas educativas, e integrar puntos de acción en el sector público y privado. La agenda OPS/OMS establece una meta voluntaria para la reducción relativa del 30% en el consumo medio de sal en la población para el 2025”, explicó el director de la Oficina de la Coordinación de la OPS/OMS, Dr. Raúl G. Castellanos Bran.

Según se explica en comunicado de prensa, la hipertensión es un riesgo de salud importante en las Américas, en donde se estima que entre el 20.7% y el 56.4% de la población adulta de 30 a 79 años en los Estados Miembros de la OPS tiene hipertensión. El exceso de sal en la dieta incrementa la presión arterial causando aproximadamente el 30% de la prevalencia de hipertensión, y también se lo ha vinculado con el cáncer de estómago, empeoramiento de asma, osteoporosis, cálculos renales, insuficiencia renal, y obesidad. Además, la presión arterial alta contribuye en al menos el 40% de todas las enfermedades del corazón y accidentes cerebrovasculares, que representan a su vez el 45% de las enfermedades no transmisibles.

La reducción del consumo de sal en la población es la medida de salud pública más costo-eficaz para bajar la presión arterial y la mortalidad. Durante el evento se explicó el contenido de la “Guía técnica SHAKE: menos sal, más salud”, que fue concebida para ayudar a los Estados Miembros a elaborar, implementar y monitorear diversas estrategias encaminadas a reducir el consumo de sal en la población.

Sasha Látimer Hernández, consultora de la OPS en mercadeo social para la salud en Puerto Rico, explicó cómo el mercadeo social es una técnica que busca desarrollar los conceptos del mercadeo e integrarlos con otros enfoques “a fin de influir en comportamientos relacionados con la prevención de enfermedades y la promoción de la salud que beneficien a las personas y las comunidades por un bien social”. El mercadeo social, va más allá del mercadeo tradicional también conocido como marketing. No adopta una perspectiva meramente individual, sino utiliza las herramientas y los principios del mercadeo comercial para lograr un cambio social.

“En Puerto Rico buscamos identificar las actitudes y comportamientos de las mujeres cuidadoras relacionado con el consumo de sodio, reconocer los facilitadores y barreras para el cambio de comportamiento respecto al consumo de sodio en la dieta diaria, y por ende desarrollar un plan de mercadeo social para la salud pública en Puerto Rico, que contribuya a fomentar la reducción del consumo de alimentos e ingredientes altos en sodio”, destacó Látimer Hernández.

El mercadeo social no adopta una solución vertical o impuesta, sino que procura entender el punto de vista del grupo prioritario y diseñar intervenciones que obedezcan a sus necesidades. “Queremos que nuestra gente tenga las herramientas que apoyen sus gestiones a favor de la comunidad, que sean entes de cambios”, enfatizó Látimer Hernández. Puerto Rico comienza en la ruta de reducción de sal y en el cumplimiento para alcanzar la meta entre el 2025-2030.

Check Also

Hombre resulta herido de gravedad en accidente en Humacao

21 de abril de 2024 – Las autoridades investigan un accidente de auto de carácter …