Las tortugas “Dora” y “Maunabo” rumbo a Canadá

El grupo Amigos de las Tortugas Marinas (Atmar) monitorea a dos tinglares que anidaron en Maunabo durante el verano. Las tres tortugas de Maunabo fueron marcadas con transmisores a diferencia de este tinglar del proyecto Turtle Cam. Foto: Facebook TurtleCam

Por Sonia Edith Rivera para WALO Radio

(31 de agosto de 2018) – Un grupo de voluntarios de Maunabo monitorea las rutas de alimentación y anidaje de tres tinglares marcados desde el 9 de junio.

Mientras “Maunabo” y “Dora” migran al norte del Océano Atlántico, la transmisión de la tercera tortuga, “Candelita”, terminó al sur de Jamaica.

“Hay ejemplares que han sido marcados en Puerto Rico y han llegado hasta Canadá e Inglaterra. Los tinglares son los más migratorios de todas las tortugas marinas que existen. ¡Unos viajes inmensos!”, sostuvo el presidente-fundador de Amigos de las Tortugas Marinas (Atmar), Luis Crespo.

Sobre las rutas de los tres tinglares después de haber sido marcados en Maunabo, el biólogo relató que “Candelita tomó rumbo directo al oeste. Llegó al sur de Jamaica, pero dejó de transmitir. No sabemos si se dañó transmisor o, tal vez, la tortuga murió. Todo es especulativo. Las otras (dos) están más arriba de Nueva York, al centro del Atlántico”.

Tras la llegada de una tortuga monitoreada desde Massachussets en el 2012, Crespo se comunicó rápidamente con la científica Kara Dodge de Woods Hole Oceanographic Institution, porque “Maeby” apareció en Maunabo este verano. Además, le propuso monitorear otras tortugas adicionales.

Tortuga Maeby mientras era monitoreada por la investigadora, Kara Dodge Foto: tortugasmaunabo.com

“Según las fotos de cuando la marcaron por primera vez (en EE. UU.) y cuando apareció en Maunabo, Maeby es una tortuga joven que pesó 700 libras. Tal vez está en sus primeros años de anidaje. Mide unos 5” pies, le falta mucho por crecer”, describió.

“Nosotros tratamos de marcar a ‘Maeby’, pero no la conseguimos. Parece que había terminado su ciclo de anidaje. Se marcaron otras tres (las actuales)”, añadió el biólogo.

La bióloga en el acuario de Massachussets, Connie Merigo, consiguió todos los equipos que incluye la transmisión de la señal en el satélite, los equipos que se le incorporan a la tortuga y el pago del personal que instala los mismos, según Crespo.

Crespo estimó que este proceso de monitoreo cuesta unos $7,000 dólares aproximadamente.

De acuerdo con el biólogo maunabeño, el tinglar tiene un caparazón blando por lo que el método para instalar el equipo de transmisión puede ser invasivo.

“Las tortugas tienden a regresar a la playa donde nacieron para anidar. Hay varias hipótesis y la más aceptada es que usan el campo magnético para orientarse”, afirmó Crespo sobre el monitoreo de Atmar.

Señaló que el tinglar “es menos fiel a la playa de nacimiento” al contrario del Carey, por casos observados en Maunabo.

“Por dos años (estas tortugas) se convierten en máquinas de comer, luego cuando vienen a anidar dejan de comer”, explicó.

Monitoreo de “Dora” y “Maunabo” del 3 de julio de 2018:


Monitoreo del 16 de julio de 2018:

Monitoreo del 22 de agosto de 2018, en solo dos meses las tortugas al norte viajaron unas 1,800 millas. En esta foto, “Dora” se encontraba en la parte superior, más abajo “Maunabo” y al sur de Jamaica estaba el tinglar “Candelita”.
Noticia por Sonia Edith Rivera para WALO Radio

 

 

Check Also

Arrestan hombre por Ley de Armas en la PR-30 de Humacao

Foto: Suministrada por la Policía (22 de enero de 2021) – El director de la …

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *